“Sometimes people are beautiful. Not in looks. Not in what they say. Just in what they are.” ―Markus Zusak.

“Cuando odiamos a alguien, odiamos en su imagen algo que está dentro de nosotros.
– Hermann Hesse”

Y resulta que cuando los vi me di cuenta de que eran otra versión de nosotros mismos, de lo que podríamos haber sido, de lo que nunca fue.

Aun te recuerdo.
Aun recuerdo la alegría que siempre me inspirabas, cuando estaba sola tu lo notabas y te sentabas junto a mi y me hacías reir, siempre has tenido ese don de hacer felices a las personas….
Pero fue a mí a quien escogiste
A mí, entre tantas otras mejores, ¿es que acaso nunca notaste que soy extraña, que hay algo que está dañado en mi, que soy demasiado tonta en lo emocional?
Sin embargo, lo hiciste y aún lo recuerdo
Estabas nervioso, podía notarlo, pero aún asi me dijiste aquellas palabras “tengo algo que decirte” Recuerdo como sentí el suelo más inestable, mi mundo más fragil, el miedo emergiendo…
“Me gustas, y no sólo por lo que eres por fuera, sino también por cómo eres por dentro y…” luego me observaste y me dijiste que hace tiempo querías decírmelo.
Dijiste tantas cosas… y yo no podía pensar.

Ese día perdí a mi amigo, entendí que no querías seguir siendolo, entendí que tu no querias mi amistad o al menos no por ahora.
Solo que “por ahora”, se hizo eterno.

Te vi cambiar, fui testigo de cómo comenzaron a gustarte cosas que antes nunca hubieses aceptado, cosas que detestabas, de cómo dejaste de lado lo que tanto te inspiraba… en un año o tal vez en un verano,en ése verano dejaste de ser aquel a quien yo conocía.
A pesar de todo no me arrepiento, te podría haber engañado, haberme engañado a mí misma y haber respondido “tu también me gustas” pero de qué hubiese servido, al final habrías salido mas lastimado y yo ahora me sentiría… manipuladora.

No pude engañarte, lo siento.

Te quise, muchísimo, pero nunca de la forma en la que tu quisiste que lo hiciera.
Desearía volver pero nada cambiaría, el sentimiento de vacío igual llegaría y como dice ese libro: ”la vida no se detiene por nada ni por nadie”
Desearía hacer muchas cosas, preguntarte si fue por mí que cambiaste, y si no fui yo, ¿quién hizo cambiar a la maravillosa persona que eras?, ¿acaso no ves que todo este tiempo me he preguntado si fui yo quien te destruyó?, también te preguntaria por qué yo, qué tengo yo de especial, te preguntaria si te reias de lo que yo decia porque era gracioso o porque…

No sé porque pienso en eso, si se que tu ya no piensas en mi y que yo nunca voy a sentir distinto.
Quisiera volver atras, o quisiera estar en el ahora pero teniendo un amigo junto a mi, simplemente quisiera jamas haber vivido ese día.

“Si amas a una flor, no la recojas. Porque si lo haces esta morirá y dejará de ser lo que amas. Entonces si amas una flor, déjala ser. El amor no se trata de posesión. El amor se trata de apreciación.”

- Osho